Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar, consideramos que aceptas su uso. Más información

Aceptar
18/11/2019 / Barcelona

Francia Márquez, Premio Joan Alsina de Derechos Humanos 2019

La activista y defensora de los derechos humanos colombiana Francia Márquez ha sido galardonada con la XVIII edición del Premio Joan Alsina de Derechos Humanos que concede la Fundación Casa Amèrica Catalunya. Márquez recibirá la distinción el lunes 9 de diciembre en un acto en la sede de Casa Amèrica Catalunya coincidiendo con la conmemoración, al día siguiente, del Día Internacional de los Derechos Humanos. Con el Premio Joan Alsina, la entidad quiere reconocer la labor de Francia Márquez en defensa del medio ambiente y de los derechos de la comunidad afrocolombiana y destacar su contribución a la paz en Colombia.

Francia Márquez, lideresa de la comunidad afrocolombiana de su región natal del Cauca, fue reconocida en abril del año 2018 con el Premio Goldman (el equivalente al Premio Nobel del Medio Ambiente) y en 2015 con el Premio Nacional a la defensa de los Derechos Humanos en Colombia. Recientemente, ha sido incluida en la lista del año 2019 de las 100 mujeres del mundo más influyentes que elabora la BBC.

Márquez comenzó su encomiable labor en defensa del medio ambiente en 1995 apoyando a las comunidades del departamento del Cauca que protestaban contra el desvío del río Ovejas a una represa hidroeléctrica. Este proceso culminó en 2005 cuando se declaró que el proyecto había vulnerado el derecho fundamental a la consulta previa de las comunidades afectadas como vía para reparar el impacto generado por la instalación.

En 2009, Márquez inició un proceso de lucha y resistencia contra el desalojo de comunidades afrodescendientes por la instalación de unas explotaciones mineras, episodio en que de nuevo se vulneraba el derecho de consulta previa de los afectados por el proyecto. A raíz de su oposición a los métodos de las multinacionales de este sector extractivo, Francia Márquez y otros miembros del Consejo Comunitario de su municipio natal de Suárez fueron declarados objetivos de varios grupos paramilitares.

Contra la minería ilegal
En 2014, la Mesa Interétnica e Intercultural del Norte del Cauca, de la que Francia Márquez formaba parte, exigió al Gobierno de Colombia medidas para detener la minería ilegal y contaminante e investigar los casos de corrupción institucional asociados además de revocar los títulos de explotación minera otorgados sin consultar a las comunidades afectadas. Márquez, junto con sus hijos, fue declarada de nuevo objetivo de grupos armados, lo que la obligó a desplazarse.

Francia Márquez también participó en las conversaciones de Paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC en La Habana como miembro de la mesa que estudió cómo el conflicto interno del país había afectado a las comunidades afrocolombianas y en especial a las mujeres negras.

Durante los últimos años, Márquez ha viajado por todo el mundo para visibilizar las violaciones sistemáticas de los derechos humanos del pueblo afrocolombiano así como su lucha por permanecer en los territorios ancestrales.

Seguridad personal comprometida
En abril de 2018, Francia Márquez y otros defensores colombianos de derechos humanos resultaron ilesos de un atentado perpetrado con disparos de pistola. A finales de septiembre de este año, un artículo periodístico relacionó a Márquez con el asesinato de una candidata a la alcaldía de su municipio natal de Suárez a pesar de haberse comprobado la autoría de un grupo disidente de la guerrilla vinculado al narcotráfico. "Es parte de los retos que tiene este país, que ni valora ni reconoce el esfuerzo de cientos de personas para mejorar nuestras condiciones, para respetar y reconocer este territorio y que se proteja la biodiversidad", dijo Márquez al respecto.

Una polémica que ha motivado un comunicado en su defensa firmado por un numeroso grupo de académicos y activistas colombianos. El escrito señala la "enorme preocupación por el incremento desproporcionado del riesgo al que ya se encuentra expuesta Francia Márquez", subraya su "justa lucha por la dignidad humana y la protección del medio ambiente" y la califica de "referente imprescindible para las reivindicaciones ambientales y de género, los derechos humanos y de la naturaleza, así como la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas del conflicto armado en Colombia".

El Premio Joan Alsina
Casa Amèrica Catalunya concede el Premio Joan Alsina de Derechos Humanos desde la edición del año 2009. Entre otros, han recibido este galardón las Abuelas de Plaza de Mayo (Argentina); la activista ambientalista e indigenista hondureña Berta Cáceres (In Memoriam); la Asociación Araguaia con el Obispo Casaldáliga; el juez chileno Juan Guzmán o el abogado argentino Carlos Slepoy. La distinción fue instituida por el Ayuntamiento de Barcelona en memoria del sacerdote catalán Joan Alsina, asesinado por la dictadura de Pinochet en Chile en 1973.