Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar, consideramos que aceptas su uso. Más información

Aceptar
02/12/2021 / Barcelona

La científica colombiana Brigitte Baptiste reivindica la ecología queer para abordar el cambio climático

Dedicada a la biodiversidad, la última sesión del ciclo Científicas por el Medio Ambiente ha contado con la intervención una de las grandes especialistas mundiales en la materia, la colombiana Brigitte Baptiste. En conversación con el periodista y divulgador científico Vladimir de Semir, Baptiste ha profundizado en el modelo de ecología queer y su mirada para describir y entender la diversidad y complejidad de las especies existentes, sus relaciones e intercambio constante de información, y su evolución. “Es una pena que los avances logrados con la teoría queer sean considerados una amenaza para reorganizar las sociedades de una forma más amable”, ha afirmado la científica, también destacada activista por los derechos de los transexuales.

Ver video íntegro de Científicas por el Medio Ambiente: 'La Biodiversidad', con Brigitte Baptiste y Vladimir de Semir.

Estamos en un momento crucial en la historia de la relación del hombre con el medio ambiente, cuyo deterioro, acelerado por la implosión del cambio climático, provoca que la desaparición y la amenaza de extinción de especies sea mayor que nunca. En base a ello, Vladimir de Semir ha arrancado la sesión señalando su pesimismo tras comprobar los repetidos fracasos de las cumbres medioambientales sobre medidas globales a implementar para revertir esta situación. Ante ello, Brigitte Baptiste, tras admitir que la conciencia de la diversidad biológica del planeta es “muy incipiente”, ha trasladado una visión más optimista apelando al conocimiento ecológico en clave queer.

La experta ha expuesto cómo estas teorías luchan contra el “interminable determinismo biológico” con una propuesta de diversidad que permita superar el paradigma género igual a sexo. Así, tras mostrar la existencia en Ecuador de una abeja ginandromorfa (masculina y femenina a la vez) y revelar que la palma de cera, el árbol nacional de Colombia, es transexual al cambiar de sexo, Baptiste ha afirmado: “Debe haber alguna razón por la que la diversidad sexual es importante para la evolución. Hay muchas señales de que el sexo es mucho más diverso de lo que habíamos pensado”.

Diversidad y diferencia
Interpelada por de Semir sobre el caso de la pareja de cóndores que ha tenido descendencia sin intervención del macho, la ecóloga ha remarcado que “la reproducción biológica ya no es determinante en nuestra sociedad: somos demasiados. ¿Para qué sirve entonces el género?”. Tras señalar que “tenemos una ciencia poderosísima como se demuestra con la pandemia”, Baptiste ha recordado que la ciencia siempre ha promovido “la diversidad de miradas” hacia sus objetos de estudio.

“La ecología es ante todo un intercambio de todo tipo de información”, ha dicho para arremeter a continuación contra las recetas uniformes. “¿El cambio climático debe tratarse de forma global? Hay narrativas que pueden tener efectos muy contraproducentes para la diversidad”, ha advertido destacando “la complejidad de convivir con la diferencia, de aceptar de verdad la diversidad” como se desmuestra en su país: “¿Quién está detrás de los asesinatos de líderes ambientales en Colombia?”, se ha preguntado. “Es una violencia extrema contra las disidencias, culturales y de todo tipo y clase. Este año ya llevamos 525 feminicidios”, ha añadido.

Tecnología y biodiversidad
Baptiste ha encarado la recta final de su intervención aseverando que la tecnología va ser “fundamental” para el abordaje del cambio climático a pesar del “miedo” generalizado con la biotecnología asociada a este ámbito. “El sentido de la vida es la complejidad, afrontar retos y preguntas. Un escenario de capitalismo consciente y mercados verdes parece la alternativa menos disruptiva. Necesitaremos innovación social, una comunicación más empática, acuerdos de gobernanza... La sociedad va a cambiar mucho y necesitaremos mucho arte, la condición natural de lo humano”.

“Es una pena que los avances queer sean considerados una amenaza para reorganizar la sociedad de una forma más amable”, ha concluido.

NOTA: El ciclo Científicas por el Medio Ambiente está organizado por Casa América Catalunya con la colaboración de Diplocat.